¿Qué es la impresión 3D?


Las impresoras 3D se basan en un concepto muy parecido al de las impresoras de papel que todos conocemos.

Una impresora normal utiliza materiales (papel, tinta) para transformar un archivo digital (word, pdf, fotos, etc) en una copia real de ese archivo. Una impresora 3D realiza exactamente la misma función, pero con archivos tridimensionales, utilizando plástico para fabricar un objeto real a partir de un modelo digital.

El modelo 3D generado por ordenador es procesado mediante un programa que, calculando sus dimensiones y forma, lo transforma en órdenes de movimiento para los motores de la impresora, desplazando el extrusor a distintas posiciones. El extrusor coge el filamento de plástico sólido y lo derrite creando un hilo de plástico fundido, que va depositando sobre la base de la impresora según lo mueven los motores. El plástico se solidifica una vez depositado, y el resultado es una capa de plástico sólido. El extrusor se desplazará ligeramente hacia arriba, y sobre esa capa depositará otra capa de la misma forma.

Tras repetir este proceso las veces que sea necesario, conseguiremos una figura rígida de plástico formada por muchas capas.

¿Para qué se utilizan las impresoras 3D?

Una impresora 3D te permite fabricar casi cualquier objeto de manera rápida, flexible y barata. ¡El uso que le des depende únicamente de tu imaginación! Piensa poder materializar tus ideas o inventos, ya sean robots, maquetas, obras de arte, o mecanismos complejos. En la impresión 3D no hay límites, ¡así que deja correr tu imaginación!

La impresión 3D ha llegado al público general para quedarse y está llamada a ser una tecnología que revolucione la forma de entender la logística y la producción. Hoy día con plataformas como “Thingiverse.com” cualquier usuario es capaz de descargarse un archivo y crear mediante su impresora la pieza que necesite. Este hecho puede resolver aquellos casos en los que se rompe una pieza de plástico de un electrodoméstico o es necesaria una escuadra para arreglar un mueble. Todo es posible con la impresión 3D.

Para que el mundo de la impresión 3D se adapte y amplíe su rango de aplicación se tendrá que enfrentar en los próximos años a varios retos. Mejorar el control del proceso es un aspecto fundamental para con ello incrementar la precisión y la fiabilidad de la pieza resultante. Imprimir piezas con una tolerancia más ajustada ya que hay trabajos que requieren de micras de precisión. La obtención de un acabado que permita usar a la pieza como producto final. Y, por último, uno de los mayores retos a los que se enfrentan es la certificación y estandarización de las piezas para que puedan contar con los mejores estándares de calidad.




Ingeniería

A veces, el mayor problema de la gente que inventa algo nuevo es precisamente construir sus propios inventos. Los procesos de mecanizado y fabricación son lentos y muy caros, lo cuál significa que el desarrollo de piezas y prototipos consume grandes recursos.

El concepto que surgió hace unos años y que pone remedio a este problema es el prototipado rápido. Se trata de optimizar el tiempo y el dinero que se invierte en el desarrollo, prueba, y fabricación de cualquier objeto.

Las impresoras 3D son la herramienta fundamental del prototipado rápido: Imaginas la pieza, la diseñas, la imprimes, la pruebas y la rediseñas. Puedes hacer varias iteraciones y mejoras en una tarde, todo desde la comodidad de tu mesa. Ah, y como cada prototipo fallido te habrá costado sólo unos céntimos, pues permitirte el lujo de equivocarte tanto como quieras.

For-engineers-1
For-engineers-2


Arquitectura

Construir maquetas de tus diseños es caro, complicado, y requiere muchos materiales. Tenemos la solución: ¡imprime las maquetas en 3D!

Hasta ahora las impresoras 3D han sido muy caras, y sólo unos pocos estudios de arquitectura podían permitírselas. Sin embargo, ahora nuestras impresoras están al alcance de cualquiera y son aptas para ponerlas en cualquier oficina: pequeñas, estables y silenciosas. ¡Desktop manufacturing!

Deja fluir tu creatividad y haz que tus diseños salten a la realidad sin mancharte los dedos de super-glue. Esta es una pequeña muestra de lo que puedes conseguir:

For-architects-4
For-architects-2
For-architects-3


Educación

No existe edad mínima ni conocimientos previos para usar una impresora 3D, ¡Es muy fácil! ¿Cómo se pueden aplicar las impresoras 3D en educación?

Un excelente ejemplo es Plastic Valley, en la Universidad Carlos III de Madrid.

Despues de organizar una serie de seminarios básicos sobre cómo diseñar objetos 3D y usar una impresora 3D, y dando acceso a los alumnos a varias impresoras, éstos han sido algunos de los resultados:

http://www.thingiverse.com/tag:Plastic_Valley

Tener una impresora 3D ofrece tanto a institutos como a universidades un valor añadido para sus alumnos.

Organizamos talleres de montaje de impresoras. Si estás interesado, ponte en contacto con nosotros escribiéndonos un email.

For-education-1
For-education-2